Alquiler de chaqués

ALQUILER DE CHAQUÉS EN MADRID

Chaqués de la mejor calidad, con patrones ceñidos y clásicos. Alquilar un chaqué en Bon Vivant es garantía de elegancia, comodidad, satisfacción y puntualidad en los plazos.

*Servicio de recogida por 10€ en Madrid Capital.

En Bon Vivant ofrecemos el alquiler perfecto de manera muy fácil. Lo primero es reservar una cita, con la finalidad de poder recibir una atención personalizada, con la mayor intimidad posible, evitando largas esperas. También ofrecemos la opción de venir sin cita previa, pero en estos casos no podemos garantizar el ser atendido por lo que es recomendable pedir cita con al menos un mes y medio de antelación, no obstante, podemos trabajar con agilidad en cortos plazos de tiempo.

El siguiente paso es venir a Bon Vivant y escoger el chaqué perfecto para una boda perfecta, pudiendo elegir entre una amplísima variedad de chalecos y pudiendo comprar los complementos más idóneos, zapatos, corbatas, gemelos, tirantes, etc.

Una vez tengamos todo seleccionado, con el asesoramiento de Bon Vivant siempre que sea requerido, procederemos a marcar los arreglos oportunos al estricto gusto de nuestros clientes y la posterior reserva, indicando la fecha de recogida y devolución del chaqué, que en términos generales comprenderá desde el jueves antes de la boda al lunes posterior.

El día de la recogida se deberá presentar la copia del alquiler del chaqué, momento en el que será entregado y recomendaremos probárselo para garantizar la excelencia del pedido, dado que tenemos el taller en la propia tienda por si hubiera que hacer arreglos de última hora.

En Bon vivant entregamos el chaqué en Fundas personalizadas para conservarlo en las mejores condiciones, cuidando así un planchado impecable. Además, ofrecemos un servicio de entrega y recogida dentro de la comunidad de Madrid.

Recordamos que después de disfrutar del alquiler, sólo hay que devolverlo en su percha y funda, nosotros nos encargaremos siempre del Servicio de Tintorería. Además, damos la posibilidad que la devolución pueda hacerse mediante otra persona, facilitando así las agendas de nuestros clientes.

Alquiler de chaqués… la elección perfecta

A la hora de adquirir un chaqué tenemos dos opciones, la compra o el alquiler. Son muchos los que prefieren comprar, la gran mayoría son novios que buscan la perfección, o testigos que tendrán varias bodas y en ese caso les compense la compra al alquiler.

Pero son muchas las ventajas del alquiler, por un lado y siendo quizá la principal ventaja, nos encontramos con el precio, siendo mucho más asequible que la compra y pudiendo elegir entre tres tipos de precios según el tipo de alquiler, pudiendo ser éstos: alquiler Básico (alquiler que lleva más de cinco puestas), alquiler de Semiestreno (alquiler con una o dos puestas) y alquiler de Estreno (alquiler de un chaqué nuevo).

Otra ventaja que nos encontramos con el alquiler frente a la compra es la versatilidad, dándonos la posibilidad de ir modificando el estilo en cada boda, por ejemplo, alquilando chalecos nuevos para dar un toque distinto, o cambiando el tono del chaqué en función de la estación y hora de la ceremonia.

Por otra parte, es importantes destacar que son muchos los novios que deciden sobre el tipo de chaqué con el que deberán ir sus testigos, por ello, es muy posible que, aunque ya dispongamos de un chaqué no nos sirva por este motivo, y estemos obligados a tener que alquilar.

Además de todo lo anterior, hay que destacar que el alquiler tiene la gran ventaja de poder despreocuparnos un poco de nuestro estado físico, ya que no tendremos que hacer una dieta específica para moldear nuestra figura a ese chaqué que nos compramos hace unos años, si algo bueno tiene el alquiler en estos casos es que el chaqué se adecúa a nosotros y no al revés.

El chaqué alquilado nos proporciona la comodidad de usarlo para la boda sin tener que preocuparnos después en llevarlo a la tintorería o evitando que nos ocupe un gran espacio en nuestro armario.

Alquiler de chaqués para hombres

El evento por excelencia para ponerse un chaqué son las bodas. Sus orígenes provienen de Inglaterra, al ser el traje usado por los hombres para ir a montar a caballo, siendo esta la razón de ser de la abertura de la levita por detrás.

Su uso siempre dependerá de la decisión de los novios, aunque protocolariamente el chaqué deben llevarlo el novio, padrino y testigos. No obstante, cada vez nos encontramos un mayor número de bodas en las que los novios exigen a todos los invitados ir con chaqué.

El chaqué se compone de tres piezas fundamentales; Levita, chaleco y pantalón. Además, serán necesarios cinco complementos; zapatos, camisa de doble puño, corbata, calcetines y gemelos. Otros complementos no necesarios son chistera y pañuelo, recomendando siempre éste último.

Tradicionalmente, el chaqué siempre se ha compuesto por levita negra, chaleco recto o cruzado liso y pantalón gris con rayas negras. Pero hoy en día la tendencia ha cambiado mucho, pudiendo encontrar diferentes tonalidades de chaqué y una infinita variedad en los tipos de chaleco.

Actualmente, la mayoría de los novios o invitados deciden vestir con chaqués en tonos grises (siendo el más usual el gris marengo), o en tonos azules. La elección del chaqué de los testigos quedará siempre supeditada a las condiciones del novio.

Las condiciones más comunes con las que nos solemos encontrar en las bodas a la hora de elegir el chaqué para acompañar a los novios como testigo o padrino son fundamentalmente tres:

  • Bodas en las que los novios, deciden que todos los testigos lleven el mismo tono de chaqué entre sí. En estos casos, suele ser frecuente que los testigos puedan decidir dar un toque personal, pudiendo elegir el chaleco, aunque no siempre es así.
  • Bodas en las que el novio prohíbe únicamente que el invitado vaya con su mismo chaqué o chaleco, permitiendo en este caso la elección libre del resto de tipos de chaqué.
  • También nos encontramos bodas, en la que los novios no ponen ningún tipo de condición a sus testigos en la elección del chaqué, por lo que en estos casos no será indispensable saber como va vestido el novio.

En Bon Vivant ofrecemos cuatro tipos de chaque para alquilar y una gran variedad de chalecos para combinar:

  • Chaqué Clásico: Se compone de levita negra, chaleco recto o cruzado, siendo los más tradicionales los tonos alberos, azul celeste o gris perla. Con pantalón gris de rayas negras. Para la elección del chaleco con un chaqué clásico, también recomendamos cualquier tono liso, como un verde, granate, lino azul, rosa, etc.
  • Chaqué Gris Marengo: Se compone de levita gris marengo, chaleco recto o cruzado gris marengo y pantalón del mismo tono. En este tipo de chaqué, lo más tradicional es llevar las tres piezas del mismo tono, aunque son muchos los que prefieren dar un toque con cualquiera de nuestros chalecos, como por ejemplo verde, granate, o con cualquier estampado de cuadros.
  • Chaqué Azul Tinta o azul marino: Compuesto por levita azul, chaleco recto o cruzado azul y pantalón del mismo tono. En este tipo de chaqué, lo más tradicional es llevar las tres piezas del mismo tono, aunque son muchos los que prefieren dar un toque con cualquiera de nuestros chalecos, como por ejemplo el azul gales, tartán, amarillo, verde, etc.

Todos nuestros chaqués de alquiler están confeccionados con telas de alta calidad y de entre tiempo, por lo que son perfectos para cualquier estación del año.

Dónde alquilar chaqués en Madrid

Podremos encontrar varias tiendas en Madrid para alquilar un chaqué, pero ninguna con la elegancia, asesoramiento y la calidad de servicio de Bon Vivant.

BON VIVANT nace con la misión de revolucionar el sector del alquiler en la moda masculina, con patrones ajustados o clásicos, ofreciendo una confección a medida, con las últimas tendencias en tejidos y complementos, dando un trato personalizado y consiguiendo así la absoluta satisfacción de nuestros clientes.

Mediante un estudio minucioso, en el que nos preocupamos por identificar lo que realmente nos importa a la hora de adquirir un chaqué, ya sea alquilado o comprado, conseguimos adaptarnos a esos puntos de importancia, tomando decisiones en la gestión, enfocadas a las prioridades de nuestros clientes y consiguiendo así su absoluta satisfacción.

Comodidad: En Bon Vivant te trataremos como mereces, en un ambiente confortable y elegante, siendo atendido de forma personal.

El gusto del cliente nuestra prioridad: En Bon Vivant estaremos encantados de asesorar a nuestros clientes, pero a diferencia de otros, tenemos muy claro que el cliente decide, y trabajaremos para satisfacer su gusto tanto en combinación como en ajustes.

Alquiler sin renunciar a la elegancia: Por fin llega lo que buscabas, y es que en Bon Vivant sentirás el alquiler como algo tuyo:

  • Contamos con patrones modernos y ajustados, así como clásicos, satisfaciendo el gusto de cualquiera de nuestros clientes.
  • Además, ofrecemos un alquiler confeccionado a tu medida, donde aparte de hacerte los arreglos en largos de manga y bajos, te damos la posibilidad de entallar a tu gusto.

Venta a tu medida: En Bon Vivant podrás comprar tu Chaqué, mediante confección o a medida. Además, podrás adquirir un gran número de complementos relacionados como zapatos, tirantes, camisas, corbatas… ¡Ven a vernos!

Cómo funciona el alquiler de chaqués

En Bon Vivant ofrecemos un servicio de alquiler de chaqué excelente, siendo atendido con la misma rigurosidad que si fuera una compra, con asesoramiento personalizado y muy profesional.

Damos la opción de tres tipos de alquiles, clasificados en:

Alquiler básico: Es cuándo el alquiler tiene más de cinco usos. Queremos dejar claro que en Bon Vivant retiramos de nuestro stock las piezas con desgaste avanzado, garantizando así un alquiler económico, pero al mismo tiempo aceptable.

Alquiler Semiestreno: Es un alquiler semi nuevo, con uno o dos usos, ofreciendo así la posibilidad de alquilar un chaqué casi nuevo a un precio muy asequible.

Alquiler Estreno: Es el alquiler por excelencia, creado para novios o invitados exigentes que buscan alquilar un chaqué completamente nuevo, pudiendo ir de estreno en un día tan importante.

Todos nuestros alquileres incluyen los arreglos básicos y posterior servicio de tintorería. Además, en Bon Vivant somo muy exigentes con nosotros mismos, buscando la perfección del producto y consiguiendo siempre la puntualidad en los plazos de entrega.

Somos de los pocos, o quizá los únicos del sector que damos la posibilidad de entallar las perneras y ajustar las cinturas.

Todos nuestros chaqués, independientemente del tipo de alquiler, se entregarán con tirantes para aquellos clientes que lo requieran, además irán en sus respectivos porta-chaqués, facilitando su transporte y cuidando el planchado.